10 Pasos para Superar la Adversidad y Usarla en tu Beneficio

2.png

Es momento de impulsarte y vencer la adversidad de frente. Así es, momento de tomar acción para superar constructivamente cualquier barrera de una buena vez.

Cuando la adversidad nos golpea, lo primero que hay que hacer es dejar ir cualquier expectativa de la que te estés aferrando. Todo lo que habías planeado de pronto dejó de ser viable. Aferrarte a estos planes pensando que no hay otro camino para llevarlos a cabo, no ayudará a enfrentar productivamente la situación. De hecho, tu resistencia al cambio creará un conflicto interno que te arrastrará y llevará a un callejón sin salida.

Lo que te sugiero hacer en cambio es:

  •  Aceptar lo sucedido sin ninguna resistencia…
  • Reconocer que algunas situaciones están fuera de tu control…

Personalmente, he enfrentado grandes retos durante toda mi vida (lidié con los más difíciles y desalentadores desde hace 7 años) como todos lo hemos hecho en nuestro día a día. Leí las experiencias de Bill Gates, Soichiro Honda, Henry Ford, Sir Isaac Newton, Steve Jobs, JK Rowling, Oprah Winfrey y me di cuenta de los beneficios personales y profesionales de transformar la adversidad en un recurso constructivo y rentable para nosotros mismos.

Quejarse y deprimirse sobre tu situación no la mejorará, al contrario. He aprendido que el camino al éxito no es en línea recta, de hecho, el curso de donde estás hasta dónde quieres llegar te toparás con subidas y bajadas.

Justo ahora es TU momento, momento de hacer algo significativo donde ese estado de desesperación puede ser el catalizador que despierte tu creatividad y te ayude a posicionarte de la mejor forma.

Ya sea que estés lidiando con desempleo, un trabajo estresante o tragedias personales, aquí te explico 10 pasos para canalizar la adversidad en algo personal y profesionalmente beneficioso:

1.png

 

1.- Enfócate

Al enfrentar la adversidad es muy importante permanecer presente y consciente del hoy. Cuando lo hacemos, esto nos ayuda naturalmente a mejorar nuestro enfoque lo que subsecuentemente nos permitirá obtener claridad y definir las opciones posibles para superarla y avanzar.

Agregado a esto, es esencial ser objetivos. No te enganches emocionalmente con una salida específica porque quizás no podrías abordar lúcidamente la situación, es más,  es también sabio permanecer consciente de tus pensamientos y sentimientos que emergen dentro de esta situación.

Éstos pueden ayudar o engañarte fácilmente. El tener claridad te asegurará el permanecer en control total de tus pensamientos y emociones.

 

2.- Analizar parte por parte

Enfrentando la adversidad y los contratiempos puede ser muy abrumador. Esto se debe a que inesperadas situaciones nos pueden desequilibrar y sin este equilibrio no seremos capaces de ver, abordar y superar claramente los problemas.

En orden de recuperar “tu equilibrio”, tendrás que hacerte cargo de la situación. Una forma de hacerlo es convertir la adversidad en un problema común, lo cual ayudará a que pienses que es sólo un pequeño inconveniente y por lo tanto que puedes resolverlo sólo entonces vas a cambiar tu enfoque.

Ya no estarás más a merced de esta circunstancia y no te verás tentado a jugar el rol de víctima, en cambio, te sentirás capaz de resolver lo que sea porque ahora tienes una perspectiva real.

2.png

 

3.- Actúa YA

Ahora que tu forma de ver el problema cambió, es el momento ideal para actuar y seguir adelante.

Por supuesto que aún habrá incertidumbre y no tendrás todas las respuestas claras que necesitas a estas alturas para resolver esta situación al 100%

La solución a los problemas no llega frecuentemente cuando estamos tranquilos y en paz sino cuando se nos presentan las dificultades, entonces dentro del desastre podemos encontrar la respuesta. Esto sucede porque al actuar, tú ganas experiencia y todas esas experiencias conllevan a tener un parámetro más amplio y único de sabiduría que no tenías antes.

Unirse a grupos o inscribirse a cursos en tu área profesional o tus pasatiempos, leer los temas que te gustan, escribir, implementar, aplicar, haz TODO lo que puedas para mantener tu mente sincronizada en un estado productivo, consciente y positivo.

 

4.- Encuentra héroes AKA modelos a seguir

Sí aún sientes que estas batallando y no llegas a ningún punto, puede ser de mucha ayuda encontrar inspiración y motivación en otras personas.

Un héroe es un modelo a seguir, no necesariamente necesitas conocer a estas personas. Puedes admirarlos desde la distancia. Los guías, por otro lado, son personas que cuentan con la experiencia y sabiduría suficientes pues han vencido la adversidad incluso en algunos casos pasaron por la misma situación que tú.

 

5.- Controla tus emociones

A veces cuando algunos expertos buzos se ahogan en el mar, sus tanques siguen llenos de oxígeno. COMPROBADO.

¿Cómo es posible? Algo anda mal, ellos entran en shock e instintivamente se quitan el respirador de la boca.

Esto sucede porque la respuesta emocional de una persona en situación de vida o muerte, en general, es tomar aire pero en este caso de los buzos, fue la peor de las reacciones.

Cuando tienes problemas al respirar ¿no es lo más natural tratar de quitar la obstrucción de tu boca o nariz?

Los ganadores reconocen las situaciones difíciles, mantienen la calma y evalúan las cosas racionalmente para crear un plan de acción inmediata. El siguiente paso también puede ayudarte aunque tal vez te suene contradictorio,

 

 6.- Renuncia

Seguramente ahora estás confundido: “¿Renunciar? No tiene sentido.”

¿Cuál es el factor común entre sobrevivientes de situaciones letales? Que muchos de ellos fueron lo suficientemente inteligentes para saltar del bote antes de que se hundiera.

La mejor forma de evitar un golpe de un luchador en la UFC y sobrevivir a un huracán son la misma: “No estés cuando eso suceda.”

Cuando una empresa comienza a despedir empleados, siempre está la persona inteligente que decide inmediatamente encontrar otro trabajo. O los que se dan cuenta que lo suyo no es ser expertos en bailar Tango sino enfocarse en sus habilidades de jugar las cartas.

¿Sabes que resulta de renunciar a lo que ya no te sirve? Serás más feliz, reducirás tu estrés e incrementaras tu salud física, mental y emocional.

Tú puedes triunfar en cualquier cosa – cuando no intentas hacer de todo.

 

7.- Sé un soñador

No se trata de malinterpretar, de hecho, el ser un soñador nos ayuda a ser más eficientes. Por definición, estos sueños no necesitan tener una connotación del todo real. Si lo fueran, tus metas no serían tan motivadoras. Me he dado cuenta de que el soñar e imaginar situaciones, evita exponernos al miedo de fallar pues estos sueños nos inspiran a seguir intentando aún si hemos fallado la primera vez.

La gente que ha llegado a ser considerada como “locos” y quienes han sobrevivido a experiencias traumáticas son, la mayoría, extremadamente seguros de sí mismos.

Tú no necesitas distinguir entre un sueño y la realidad para mantenerte seguro de ti mismo en todo momento. ¡Confía en tus capacidades!

Trata de ver el mundo de forma realista – pero cree que tú mismo eres un ROCKSTAR.

 

8.- Prepárate, incluso si es ya muy tarde para prepararse

Creo firmemente que no existe un “experto” domador de cocodrilos como tal.

¿Quiénes sobreviven más a experiencias retadoras? Quienes hayan vivido este tipo de experiencias antes. Quienes están preparadas. Si aún ahora no puedes estar realmente listo para un despido o separación, tú puedes trabajar en adquirir hábitos productivos y deshacerte de los inservibles.

Los bueno hábitos no comprometerán tu fuerza de voluntad tanto como actuar deliberadamente y te ayudarán a ser súper productivo.

¿Cómo sobrevivir a un naufragio en la Segunda Guerra Mundial y a ataques de tiburones? Mantente preparado para el futuro, incluso en medio de la tormenta. Espera lo mejor estando preparado para lo peor.

3.png

 

 9.- Mantente ocupado, ocupado, ocupado

¿La mejor forma de sobrevivir y mantener tus emociones en control cuando las cosas van mal? “Trabajar, trabajar, trabajar.”

Cuando el panorama se pone feo, solemos caer en la depresión, ansiedad e aislamiento. Todo esto nos distrae pero no nos brinda una salida.

Los ganadores saben que manteniéndose ocupados no sólo se acercan más a sus metas sino que es la mejor manera de permanecer tranquilos y créelo o no, nos sentimos más plenos estando ocupados. ¿No lo creen?

Estás en movimiento y eso es genial pero mantenernos con esa motivación constantemente mientras pasamos por momentos difíciles es otra historia. ¿Qué hacer entonces?

 

10.- Juega

Aún y las actividades más aburridas pueden turnarse divertidas si creamos retos y recompensas.

Puedes usar este mismo sistema para los retos del día a día: ¿Cuántos CV puedo enviar hoy? ¿Podré enviar más que ayer?

Celebrar las pequeñas victorias es algo que los ganadores tienen en común. Disfrutar de estos pequeños éxitos es un paso muy importante en la consistencia de la motivación y te previene de caer en la desesperanza. También te brinda alivio del estrés en una situación real de supervivencia.

¡Recuerda que tú eres un GANADOR y vas a triunfar a pesar de los fuertes retos que se te presenten!

4.png
Azu LópezComment